El plan B

Vengo de comer con un viejo amigo, de mi edad, y hemos tenido una conversación muy interesante: El plan B. Las grandes empresas contemplan a muchos directivos de gran valía, con una gran experiencia, mucho más empuje en muchos casos que los jóvenes y acostumbrados a resolver problemas y gestionar crisis, como prescindibles. Con una política a veces no justa o inteligente, eligen el criterio edad y coste por encima del criterio rentabilidad, para tomar decisiones de despido o de sustitución. En estos casos es cuando los ejecutivos, acostumbrados a dedicar el 100% de su concentración y su trabajo a la empresa, se dan cuenta que no han aplicado estrategia a su propia carrera. Se han olvidado diversificar, se han olvidado del plan B.

El plan B es esa otra actividad que un ejecutivo en activo debe desarrollar para minimizar riesgos. Es decir, una actividad complementaria, realizada en tiempos libres, que le permita tener una independencia de su nómina, es decir, libertad financiera.

Muchos lo han intentado de diversas formas: algunos han montado un negocio de restauración, otros se han metido en inversiones arriesgadas…

Pero un buen plan B no puede ser así. Si montamos un bar, por ejemplo, nos estamos metiendo en un negocio de dedicación, con riesgo, inversión y fuera de nuestro entorno.

¿Cómo debe ser un plan B?

1.- De baja inversión. Ha de ser un negocio que lo que perdamos no nos lleve a la ruina. Por supuesto hay que invertir, aunque sea en teléfono, gasolina, horas o comidas. Pero ha de ser una inversión controlada. Ojo con las inversiones faraónicas.

2.- Ha de perimitirnos hacerlo en paralelo a nuestra actividad actual. Debe ser totalmente compaginable, no necesitar un control exhaustivo y si es posible fuera de horas de trabajo.

3.- Ha de estar dentro de nuestro entorno conocido. Si somos ejecutivos deberá ser algo de relaciones, información, etc… no algo como servir copas.

PERO HEMOS DE TENER UN PLAN B.

Si queréis algunas alternativas enviarme vuestro e-mail y vuestra situación personal y os daré algunas ideas…

  1. David EEN
    julio 16, 2009 a las 8:44 pm

    No sé si entro dentro de la categoría de ejecutivo…pero la verdad es que si es una buena idea el diversificar el riesgo, ya que por otra parte, desgraciadamente, en este pais, el conocimiento se valora poco.

  2. Marc
    julio 17, 2009 a las 3:45 pm

    Siempre hay que tener un plan B aunque no seas un directivo de empresa y pienso que no necesariamente te tenga que dar dinero, aunque mi plan plan B es jugar al poker, ya que permite ganar dinero, me divierte y ademas hace que la mente trabaje. Parece que no pero el pensar tanto, calcular posibilidades me permite estar mas activo en el dia a dia.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: