Inicio > Competencias > Habilidades para la entrevista de trabajo

Habilidades para la entrevista de trabajo

entrevista trabajoTras un trabajo duro en el MBA de postgrado, llega el gran momento, la entrevista de trabajo. Durante esta entrevista aflorarán los nervios, el desconocimiento de cómo funciona y los comportamientos, tanto positivos como negativos.

Os voy a indicar algunas de las actitudes a tener en cuenta.

LA IMAGEN

  • Nunca hay una segunda oportunidad de causar una buena primera impresión. Tengamos en cuenta que la impresión visual y sobre todo el comienzo de la entrevista va a causar un gran impacto en el entrevistador, mayor en muchos casos que todo el resto de la entrevista. Por tanto y como primer aspecto, cuidar la ropa. La mejor forma de acertar es tratar de imaginar cómo irá vestido nuestro entrevistador. Tanto él como la empresa tienen una imagen corporativa, y a través de la web se puede captar la idea. Una persona inconscientemente tiende a pensar mejor de quien se le parece. Esto no quiere decir que prescindáis de vuestra personalidad en el vestir, pero cuánto más nos adecuemos, mejor.
  • Saluda al entrevistador con una fórmula tradicional. Ojo con dar la mano de manera blanda. La forma de darla ha de ser firme. Ensayar con gente acostumbrada a hacerlo. Con los profesores se puede hacer.
  • Siéntate derecho y de manera apropiada. Sentarse al borde de la silla suele denotar inseguridad y os pondrá nerviosos. Tirarse en la silla y relajarse en exceso, puede dar sensación de cansancio, vaguería e incluso falta de respeto.
  • Generalmente esperaremos a saludar a que el de superior rango nos tienda la mano. En este caso es el entrevistador quien deberá iniciar el saludo. Además evitaremos saludar por error a un secretario o secretaria.
  • Durante el apretón de manos y sonríe, y mírale a los ojos. No mires al suelo o apartes la vista.
  • No te sientes hasta que te lo indiquen. Aunque se haya sentado él, es bueno esperar un gesto.
  • En algunas provincias en España el tuteo es muy común. No lo utilicemos hasta que nos lo indique nuestro entrevistador.
  • Ojo con los gestos corporales que denoten inseguridad y nerviosismo, como tocarse constantemente el pelo, taparse la boca, no parar quieto en la silla. Cruzar los brazos dará la sensación de que estás a la defensiva. Además no debemos fumar y si nos ofrecen un café y no estamos completamente convencidos de que lo vamos a manejar bien con el azúcar, etc. no aceptarlo dando las gracias. Cualquiera de estas cosas puede aflorar nuestro nerviosismo y acabar en un desastre. Como mucho agua, que puede ayudar a relajarnos.
  • Hay que estar atentos y agradables.
  • No interrumpir ni acabar las frases del entrevistador.
  • Mira al entrevistador a los ojos, pero no fijamente. Recorrer la cara con la vista será adecuado.
  • La iniciativa la lleva el entrevistador. No apabullemos. Es él quien sabe lo que necesita conocer.
  • No hables demasiado, ni demasiado poco. En el equilibrio está la virtud.
  • No apabulles en la conversación. Piensa en el equilibrio entre quien habla y escucha. Tú también debes estar interesado en el tipo de trabajo y por tanto tienes derecho a saber.
  • No rebases la distancia de confort del otro. En el mundo de la empresa, las distancias son mayores que entre los amigos.
  • Usa un lenguaje apropiado. Aunque el entrevistador se muestre muy próximo, el no rebasará nunca una barrera de comunicación formal. No la rebases tú tampoco.

LA EXPRESIÓN

  • Escucha. No estés pensando en la respuesta mientras nuestro entrevistador habla. Piensa un momento antes de contestar
  • Responde de manera concreta y clara. No te enrolles salvo que te pida que le cuentes tu historia. Si te preguntan sobre ti currículum, pon especial foco en tu formación, experiencia y resultado de tus trabajos.
  • Mentir se percibe por un profesional. No te hace falta. Es mejor dar una buena impresión confiada en ti mismo que empezar a mentir y proyectar inseguridad.
  • Utiliza tu vocabulario. No busques palabras extrañas que no domines.
  • No evadas las respuestas, ni contestes con monosílabos.
  • Contesta con diligencia y rápido. No des sensación de distraído o de que estás inventando pensando demasiado.
  • No hables mal de quién te ha dado trabajo anteriormente. El entrevistador se proyectará en el otro.
  • Ojo con las exageraciones, con expresiones de moda como “super” “osea” o con tajantes “jamás, nunca. sólo”
  • Muestra entusiasmo por el trabajo, pero no mendigues
  • Si te hacen preguntas incómodas, piensa que son para evaluar tu estabilidad emocional. Contesta de manera lógica, no explotes.

LA ACTITUD

  • Piensa positivamente. No comiences las frases utilizando la palabra no.
  • Demuestra tu seguridad en ti  mismo y mantén dignidad.

EL INTERÉS

  • Se debe hacer preguntas para entender la situación. No hacer preguntas que parezca que estamos examinando a la empresa. En definitiva, prepotencia no.
  • Cuando salga la parte económica, no te pongas ansioso. Si te preguntan  contesta en tu primer trabajo que no es tu principal preocupación. Si te vuelven a preguntar comenta lo que te parecería razonable.
  • Da las gracias por el interés de la otra persona durante la entrevista.
Categorías:Competencias
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: